FINANCIACIÓN PRIVADA

1) Análisis previo a cualquier proyecto de inversión

A la hora de plantearse una incorporación al sector primario hay diversas cuestiones que debemos de tener en cuenta, siendo “la financiación con la que contamos para realizar aquellas inversiones necesarias para emprender dicha incorporación” una de las que más desconocimiento suele haber

Para revisar esta cuestión consideramos fundamental tener claro el proyecto que se quiere poner en marcha y, para ello, recomendamos la realización de un Análisis DAFO donde expongamos:

2) Proyecto de Inversión: Cuestiones a plantearse

21JUST~1
22MOTI~1
23INFL~1
24REPA~1
25PARA~1
26CUNT~1
27CMOS~1

3) Proyecto de Incorporación

arrow
arrow
arrow_2_p
arrow
arrow

1. REALIZAR UN PLAN DE NEGOCIO RIGUROSO

Para que nuestra idea cobre forma hemos de elaborar un proyecto empresarial basado en un estudio real y contrastado. Por ello, antes de solicitar cualquier ayuda o financiación, es fundamental una realización pormenorizada del mismo. En este sentido, pueden ser de gran ayuda los entes especializados como, por ejemplo, los sindicatos agrarios.

 

Cuestiones como si el negocio es clave en la zona, si existe demanda del producto o servicio a ofrecer, si la ubicación es la adecuada, etc… son las que deben responderse en dicho estudio. Hemos de conseguir que el documento genere confianza, pues un proyecto ambiguo o que no esté suficientemente detallado puede generar justo lo contrario, desconfianza.

 

Además, y esto es de enorme importancia, nos permitirá saber la viabilidad o no del mismo pues no tiene sentido, por ejemplo, poner una plantación en regadío si no se tiene garantizado el suministro de agua, bien porque pueda haber problemas de abastecimiento, no se puedan adquirir acciones de suministro o el coste que pueda tener el mismo es excesivo para ese tipo de cultivo.

2. JUSTIFICAR LA CAPACIDAD DE DEVOLUCIÓN

Se debe indicar para qué se necesita dicha financiación (maquinaria, circulante, compras, etc…) y solicitar los periodos de amortización acordes a la finalidad. 

Es de vital importancia cuantificar el proyecto en su globalidad. Por ejemplo: cuánto costará la puesta en marcha (en arrendamiento, en propiedad) y cuánto será necesario para el mantenimiento del mismo hasta que empiece a dar beneficio. No es lo mismo un cultivo leñoso, que normalmente hasta el año 3 no produce y hasta el 5 no es autosuficiente, que un cultivo hortícola o una granja, cuyo retorno suelen producirse en menor tiempo.

 

También será clave explicar detalladamente como se va a conseguir la liquidez necesaria que permitirá ir amortizando el préstamo o la ayuda con previsiones coherentes y fiables. Por ejemplo: si hay aportación de fondos propios y si los mismos provienen de terceras personas o es ahorrado, si se contará con otros entes que aportarán capital, etc… 

Normalmente, a las entidades financieras no les gusta financiar el 100% de la inversión y de ahí que en tal caso se debiese de contar con avalistas para que pueda acogerse a dicha financiación.

3. CONTAR CON EXPERIENCIA Y FORMACIÓN

Es importante conocer lo que se hace. Las entidades financieras tienen muy en consideración si hay un relevo generacional o si se cuenta con una formación adecuada para realizar proyectos agrícolas o ganaderos. En este punto, los sindicatos agrarios toman mayor protagonismo al contar con personal cualificado para acompañar el proyecto y dar la formación mínima imprescindible para emprender un negocio rentable.

 

Formarse siempre es un plus de confianza y no siempre la misma está relacionada con el sector. Nos encontramos en una situación donde la innovación, la transformación digital y la sostenibilidad (tanto medioambiental, como de cohesión social y económica) tienen una especial relevancia, por lo que, que tener conocimientos y, sobre todo, aptitudes para enfocar un sector primario donde mezclar modernidad con tradición, serán bien valorados por los departamentos de riesgos que deben conceder la aprobación de la financiación.

4. TENER UN BUEN HISTORIAL CREDITICIO

La entidad, privada o pública, que vaya a estudiar tu proyecto empresarial, realizará un rastreo de tu historial crediticio. Por lo tanto, es de gran importancia leer y comprender lo que se firma para luego no llevarse sorpresas. Si la persona física o jurídica aparece en algún registro de morosidad, se hará más complicado la obtención de financiación y también la concesión de ayudas europeas (por ejemplo, las ayudas de la PAC). 

Es necesario advertir sobre la importancia de pagar puntualmente la financiación. Muchas veces nos dejamos llevar por la concesión del riesgo y no valoramos adecuadamente si esa es o no la estructura de financiación adecuada para nuestra explotación, lo que puede repercutir a la hora de tener retrasos e incluso impagos en el futuro y convertirse en un hándicap para seguir teniendo acceso al crédito.

 

Pensad que en el sector primario las necesidades suelen ser recurrentes (préstamos campaña, anticipo de ayudas, nuevas inversiones) y no sólo hay que tener un buen historial, sino que hay que seguir manteniéndolo de cara al futuro. 

Por ejemplo: si tengo una actividad donde mis ventas se producen 2 veces al año, no debería aceptar un préstamo con amortizaciones mensuales ni para mi actividad profesional ni para mi vida privada (por ejemplo, en el caso de una hipoteca para la adquisición de mi vivienda habitual), pues, en tal caso, corro el riesgo de sufrir esos retrasos y, aunque a posteriori los ponga al día, mi historial quedará marcado, lo que repercutirá negativamente en la futura obtención de financiación tanto con la entidad con la que haya gestionado esa financiación como con el resto de entidades.

5. NEGOCIAR LAS CONDICIONES, NO LA CUANTÍA

Un buen proyecto empresarial ya ha estimado el capital mínimo necesario para llevarlo a cabo y también que parte necesitará de financiación externa

Por tanto, la cuantía no debe de negociarse. En cambio, lo que sí se puede hacer, como advertíamos en el apartado anterior, es negociar las condiciones en función de la misma (tipo de interés, avales a presentar, plazos de amortización o carencia, etc…) siempre teniendo en cuenta que sean viables y coherentes para que el proyecto permita el repago sin demoras.

 

Si acepto una financiación que me permite poner en marcha el proyecto pero que, según mis cálculos, no va a ser suficiente para llegar hasta el momento en el que la explotación empiece a generar ingresos, lo que sucede es que mis posibilidades de éxito disminuyen considerablemente. 

Muchas veces estimamos que la concesión es suficiente en base a previsiones que no son seguras y esto es un error pues, en caso de que no se cumplan las mismas, será mucho más difícil acceder al crédito y, en caso de que sí se obtenga, será en unas condiciones peores en cuanto a tipo de interés, plazo, etc… 

Por lo expuesto, a la hora de presentar nuestro proyecto, el importe debe de ser el mínimo imprescindible y no puede, en ningún caso, ser inferior, pues es con ese importe con el que, en una situación de máxima prudencia, mi explotación conseguirá salir adelante asumiendo los costes previstos y lógicos según mi perfil y el de mi proyecto.

6. PROYECTAR LA CUENTA DE EXPLOTACIÓN

Uno de los puntos imprescindibles para que vaya completo un proyecto en el sector primario es la cuenta de explotación o, si son diversas actividades o variedades, de las explotaciones.

En este sentido, hemos de ser muy exhaustivos y cautos a la hora de proyectar la cuenta de explotación. En la misma hemos de pormenorizar todos los gastos y los ingresos, justificando los mismos con documentos acreditativos.

 

Por ejemplo, si he puesto que el coste del agua es X, debería de justificarlo con un certificado de la obtención de la misma para mostrar que, efectivamente, es así. Igualmente, si indico que el precio de venta es Y, debería de adjuntar el contrato o documento similar del porqué de ese precio. 

Hay varias cuestiones que no es posible justificar, bien porque no estén cerradas o bien porque sean novedosas. En estos casos, nos tendremos que ir a las medias que indiquen los documentos públicos. 

Por ejemplo: en una explotación de cítricos, si no tengo el precio cerrado por el comprador de los mismos porque no todos los años es el mismo o porque vendo a través de una cooperativa o en lonja según precio de mercado, etc… lo que haré es ir al precio medio de los últimos 5 años que hay para esa variedad según los precios medios en origen publicados en la web de mi Comunidad Autónoma. 

Otra forma de justificar un precio medio es mediante un documento de los resultados de la explotación, aun cuando no haya sido yo el propietario de la misma, por ejemplo: lo vendía mi padre y ahora me encargo yo realizando el relevo generacional de esa finca o granja”

4) Documentación que he de presentar a la entidad financiera

Datos personales

DNI en caso de persona física y CIF, escritura de constitución y apoderamientos en caso de persona jurídica.

Impuesto sobre Actividades Económicas

Certificado de alta, modelo 036 o último IAE pagado.

Formación

Contar con estudios o cursos que acrediten conocimientos siempre son importantes a la hora de valorar a un cliente que empieza en el emprendimiento de cualquier sector, también en el sector primario.

Experiencia laboral

Si el nuevo agricultor ha estado trabajando previamente en el sector, bien por cuenta ajena o porque ha participado en la explotación familiar, también es un factor a tener en cuenta.

Ayudas

Si cuenta con algún tipo de ayuda (por inicio de actividad, modernización, por la compra de la explotación o a la hora de su comercialización) es importante conocerlas. Todas estas ayudas suelen formar parte de la PAC, bien en el primer pilar o en el segundo pilar. En este sentido, es importante conocer los derechos de la misma, si son recurrentes o no, su plazo, etc… 

Descripción de la explotación

Donde se encuentra (preferiblemente con una identificación clara como puede ser el SIGPAC o el REGA), si es secano o regadío, nº de árboles o cabezas de ganado, así como una cuenta de explotación (ingresos brutos e ingresos netos), siendo muy importante poder justificar en lo posible lo que se indica en la cuenta. Por ejemplo: si hay contrato cerrado de venta, pues podrá ponerse el precio del mismo, pero, si no lo hay, habrá que irse a medias según información en documento oficial.

Proyecto

Aunque lo desarrollaremos más adelante, es muy importante diferenciar entre el proyecto de incorporación y el proyecto de inversión, siendo los 2 igualmente importantes a la hora de solicitar financiación.

Fincabilidad

Bienes y propiedades que tiene el solicitante. Aunque a priori pueda parecer poco importante porque no sean bienes relacionados con el sector, nos permiten conocer la capacidad ahorradora del solicitante en el caso de que previamente haya tenido alguna actividad laboral.

Extracto bancario de su cuenta principal

Igual que en el apartado anterior, nos da respuesta al funcionamiento financiero del solicitante.

Pool Bancario

Deudas actuales con el último recibo pagado de cada una de ellas

Deudas canceladas

Si ya ha hecho frente a alguna deuda es importante ponerlo de relieve para demostrar su compromiso y capacidad de pago.

Impuestos

Todos aquellos con los que cuente el solicitante: Impuesto de Sociedades en caso de ser persona jurídica, Renta, IVAs, Retenciones, Clientes y Proveedores, etc… Algunos de éstos, por el tipo de actividad, no serán obligatorios y, por tanto, no se hacen necesarios.

LOS AVALES

Este punto lo desarrollamos aparte porque el aval puede cambiar las condiciones o los plazos.

Hay DIVERSOS TIPOS DE AVALES, aquí expondremos los más importantes y sus características:

AVALES PERSONALES

Hablamos de AVALES PERSONALES cuando la operación es avalada personalmente por personas terceras. Esto implica que, en caso de que el titular no pague, lo tendrán que hacer estas personas. Normalmente, suelen ser personas del entorno familiar del titular (padres, hermanos, parejas, etc…). Se busca que estas personas tengan ingresos diferentes a los de la explotación a desarrollar para que, si esta no funciona, haya otra fuente de ingresos. Dentro de los mismos también se valora si tienen bienes en propiedad, ahorros, etc. 

Estos avales no suelen mejorar el plazo de la operación, que como máximo es de 8 años en garantía persona, pero sí las condiciones, ya que, cuando menor es el riego, mejores condiciones se pueden negociar con quien presta la financiación.

AVALES PIGNORATICIOS

Hablamos de AVALES PIGNORATICIOS cuando se pone un dinero que cubre parte o toda la deuda. Estos sí suelen modificar el plazo de la operación, ya que se consideran, al igual que ocurre con las hipotecarias, como garantías reales, de manera que los plazos pueden llegar a ser superiores a los 10 años. Si el titular no paga, se podrá amortizar parcial o totalmente la financiación en función de lo firmado.

AVALES HIPOTECARIOS

Los AVALES HIPOTECARIOS también son garantías reales y permiten que el plazo de amortización sea superior, pudiendo llegar, normalmente, a plazos de amortización de hasta 15 años. Aquí sirven tanto bienes inmuebles del titular como de terceras personas que no avalarían la operación pero que sí prestan el bien como garantía. Se denominan en tal caso garantes hipotecarios. Los bienes pueden ser viviendas, terrenos, otras explotaciones, naves industriales, etc…

OTROS AVALES 

En este punto cobran especial relevancia las SGR O SOCIEDADES DE GARANTÍA RECÍPROCA, que son entes, normalmente con capital, total en parte, de las Administraciones Públicas, que se encargan de avalar operaciones para fomentar el sistema empresario y emprendedor del país. Cada Comunidad Autónoma suele tener una SGR y su aval suele tener un coste, aunque muchas veces está subvencionado. 

Las SGR avalan todo tipo de operaciones, tanto de inversión como de circulante, y también hacen un estudio exhaustivo del proyecto, las garantías y la capacidad de reembolso. Si bien, suelen ser más flexibles que las entidades financieras respecto de los plazos o de los plazos de devolución de la inversión. 

Las SGR autonómicas también pueden solicitar hipotecas, pero aquí, por ejemplo, pueden entrar, por su regulación, en porcentajes de financiación sobre el valor del bien superiores a aquellos que pueden alcanzar las entidades financieras. Estos avales se pueden solicitar directamente en la página web de la SGR o través de un banco adherido a ese convenio. 

En ocasiones, cuando la Comunidad Autónoma quiere dinamizar la actividad empresarial le da ventajas fiscales a la inversión de proyectos que cuenten con el aval de su SGR. Por ejemplo: en Murcia, AVALAM, que es la SGR de la Comunidad Autónoma de la Región, a la hora de comprar un bien inmueble, si se financia, al menos, el 50% de la compra con un préstamo que esté avalado por AVALAM, en vez de pagar el 8% en el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales, paga un 1% y en el caso del Impuesto de Actos Jurídicos Documentados, en vez de pagar el 1,5% del valor del bien, paga el 0,1%.

 

SAECA: Un caso especial dentro de las Sociedades de Garantía Recíproca o SGR 

La SAECA o Sociedad Anónima Estatal de Caución Agraria es una SGR de ámbito estatal que sólo financia la inversión para el sector primario. Sus principales características son las siguientes:

No se hipotecan los bienes, por lo que, la garantía es personal, pudiendo llegar a plazos de hasta 15 años, algo que se diferencia de lo que, por regulación, puede hacer un banco.

Ofrece plazos y periodos de amortización y de carencia amplios que permiten adecuar la devolución del préstamo a la generación de recursos de la inversión avalada.

Evita “favores” o avales personales a la hora de avalar préstamos que pueden comprometer en un futuro.

Mejora en las condiciones financieras de los préstamos.

Permite avalar tanto a personas físicas como jurídicas, pero, en este último caso, siempre piden el aval de una persona física. En el caso de que se le conceda el aval a una persona física de 60 años o más se suele pedir que entre en la operación una persona, que ellos llaman continuador, de una edad inferior.

Saca líneas especiales donde las condiciones financieras son mejores pues el Estado en estos casos suele cubrir el coste del aval, que puede ir desde un 1,15 hasta un 1,25% del riesgo vivo de la operación. Un ejemplo de este tipo es la línea para circulante que suele sacar todos los años, la financiación del coste del Agroseguro u otras similares como la de financiación para maquinaria agrícola.

Las condiciones estándar en los préstamos de SAECA son los siguientes:

Igual que sucede con las SGR autonómicas, las propias CCAA pueden ofrecer ventajas fiscales cuando se financia a través de SAECA. Por ejemplo: en Andalucía se rebaja considerablemente el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales (de un 8 a un 2%) cuando se financia la compra del bien con una operación avalada, al menos al 50%, por cualquier SGR, ya sea Garantía o la propia SAECA.

5) Productos de inversión a largo plazo

Con los PRODUCTOS DE LARGO PLAZO se financian todos aquellos bienes o servicios cuya vida útil vaya a ser superior a un año como, por ejemplo, todo lo que tenga que ver con adquisición del mobiliario (maquinaria, edificación, etc.) o con la adquisición de bienes inmuebles (explotación, nave industrial, oficina, etc.). Son las financiaciones de inversiones -activos fijos- que se hacen a largo plazo y buscando un retorno. 

Para ello hay distintos productos y cada uno tiene su casuística, pero, lo más importante es que los pagos correspondientes a dicho producto se ajusten al periodo de ingresos que tenga la explotación. Los productos más extendidos son los siguientes: 

6) Productos de inversión a corto plazo

Los PRODUCTOS DE CORTO PLAZO sirven para financiar activos corrientes, también llamados circulante, tales como existencias o saldos a cobrar de los clientes. 

Esas necesidades pueden variar notablemente. Por ejemplo: si yo tengo una finca de olivar y tengo que cubrir los gastos de campaña, pero no voy a cobrar hasta que venda la aceituna a la cooperativa o la almazara, también es circulante si ya he entregado el producto y me pagan con un medio que no es inmediato (por ejemplo, pagaré a 30 días) y necesito hacer líquida ya ese importe.

Los principales productos que hay para financiar el corto plazo son:

7) Glosario básico: productos y servicios bancarios

ABONO EN CUENTA – INGRESO

Asiento o anotación en el haber de una cuenta, que aumenta el saldo de la misma. Los cheques con la mención «para abonar en cuenta» o expresión similar en el anverso solo se podrán hacer efectivos si previamente se realiza su ingreso en una cuenta corriente, nunca directamente en ventanilla.

ADEUDO – CARGO O GASTO

Anotación en el debe de una cuenta, que implica una disminución del saldo a favor del titular (por disposición de efectivo, pago de un recibo domiciliado, etc.).

AMORTIZACIÓN

Es el periodo del préstamo en el que el mismo se va reduciendo mediante un adeudo en nuestra cuenta. Normalmente cada cuota lleva un pago de amortización (importe en el que se reduce la deuda) más otra parte de intereses.

AMORTIZACIÓN ANTICIPADA

El importe del préstamo se puede reducir de forma anticipada, sin esperar a que se cumpla el plazo de amortización para el mismo, a esta figura se le llama amortización anticipada. Por ejemplo, si se recibe una ayuda y la misma se ha anticipado, se puede utilizar ésta para reducir el importe del préstamo aun cuando la cuota del mismo todavía no ha llegado a su vencimiento. Es importante negociar el coste de dicha amortización anticipada, máxime cuando se prevé que dicha amortización vendrá antes de lo previsto.

APLAZAMIENTO

Es una figura dentro de un préstamo donde se permite, dentro del periodo de amortización del préstamo, que el pago (que puede ser total, capital e intereses, o sólo del capital) se aplace temporalmente.

AVAL

Es una garantía adicional que se presenta para apoyar la operación, puede ser de distintas formas, las más recurrentes son el Aval personal (otra persona, física o jurídica, responde de la deuda en el caso de que el titular no haga frente a la misma) y el Aval pignoraticio (se pone una cantidad de dinero que paga total o parcialmente el préstamo en el caso de que el titular no pueda hacer frente a la cuota o a la totalidad del mismo). 

AVALISTA

Persona, física o jurídica, que se ofrece como garantía adicional al préstamo solicitado. Es decir, si no paga el titular, debe de pagar el avalista con sus ingresos y bienes tanto presentes y futuros.

BCE – BANCO CENTRAL EUROPEO

Organismo fundado el 1 de junio de 1998, con personalidad jurídica propia, que constituye el núcleo del Sistema Europeo de Bancos Centrales (SEBC) -formado por el BCE y los bancos centrales de los Estados de la Unión Europea- y del Eurosistema -integrado por el BCE y los bancos centrales de los Estados que han adoptado el euro-. Su principal misión es garantizar que se cumplan las funciones que desempeña el Eurosistema en la zona del euro: definir y ejecutar la política monetaria, mantener y administrar las reservas internacionales oficiales de los Estados, realizar operaciones en divisas y garantizar el buen funcionamiento de los sistemas de pago. Su marco legal básico está formado por el Tratado Constitutivo de la Comunidad Europea y por los Estatutos del SEBC y del BCE. Dentro del poder regulatorio que el Tratado le asigna, el BCE ejerce una función consultiva con respecto a las autoridades comunitarias y nacionales en cuestiones relativas al ámbito de sus competencias, mediante la presentación de Dictámenes.

BANCA ELECTRÓNICA

Operativa bancaria en la que se utiliza Internet como instrumento de comercialización y comunicación con el cliente. Este no tiene necesidad de acudir a una sucursal para consultar su saldo o realizar operaciones. Solo precisa de un ordenador con acceso a Internet y una contraseña que le facilita la entidad para autentificar su identidad. Es importante acceder a esta forma de trabajo pues nos permite un mejor uso de nuestro tiempo.

BIC – Bank Identifier Code

Número que identifica al banco beneficiario de una transferencia. El código BIC (Bank Identifier Code, en inglés) completa la información proporcionada por el Código IBAN (Internacional Bank Account Number, en inglés). Normalmente consta de 11 caracteres, aunque en ocasiones pueden ser solamente ocho. También se conoce a menudo con el nombre de código o dirección Swift. Para que una transferencia intracomunitaria esté sometida a la misma comisión que una nacional de idéntico importe, el ordenante debe facilitar al banco los códigos IBAN y BIC del beneficiario.

CANCELACIÓN ANTICIPADA

Los contratos de depósito a plazo suelen permitir la cancelación anticipada del depósito por parte del cliente, a cambio de una comisión, libremente establecida por la entidad.  También podría pactarse, en lugar de una comisión por cancelación anticipada, lo que se llama una penalización. Es criterio del Banco de España que en los depósitos tradicionales sea una penalización o una comisión, su importe no debe ser superior al de los intereses brutos devengados desde que se contrató el depósito hasta la fecha de cancelación.

 

CUENTA CORRIENTE – CUENTA DE AHORRO

Depósito disponible a la vista (en cualquier momento) -en el caso de la cuenta corriente- o con preaviso -en el caso de la de ahorro (aunque este requisito cada vez se diluye más y la cuenta de ahorro se asimila en la práctica a un depósito a la vista)-. La diferencia fundamental entre ambas es que en la cuenta corriente se puede disponer de sus fondos a través de cheques, mientras que la cuenta de ahorro se instrumenta en una cartilla o libreta, cuyos apuntes sustituyen a los extractos, característicos de la cuenta corriente.

DEFLACIÓN

Descenso del nivel general de precios. Hemos de considerar los momentos de inflación y deflación para la negociación de nuestros contratos, sobre todo a medio y largo plazo.

DEPÓSITO A LA VISTA

En general, es sinónimo de cuenta corriente y se refiere al instrumento financiero en que las cantidades depositadas pueden retirarse o transferirse (mediante cheque o similar) en cualquier momento, sin previo aviso a la entidad depositaria.

DEPÓSITO A PLAZO

Depósito contratado por un plazo de tiempo determinado. Si el contrato contiene una cláusula que así lo indique, el importe del depósito solo se puede retirar antes de que expire el plazo con autorización de la entidad financiera y con una penalización en su remuneración.

DIVISAS

Se entiende por divisas tanto los billetes de bancos extranjeros como los saldos bancarios denominados en moneda extranjera. Cualquier derecho expresado en moneda extranjera y pagadero en el exterior (un cheque, por ejemplo) se considera también divisa.

EURIBOR

Es el tipo de interés medio al que los principales bancos de Europa dicen concederse préstamos a corto plazo entre ellos.

FECHA VALOR

Fecha a partir de la cual una suma empieza a generar intereses o es exigible, por ejemplo, al abonarse en una cuenta corriente.

GARANTÍA PERSONAL

Es la garantía que una persona, física o jurídica, da para pagar el préstamo. Hemos de tener en cuenta que con ella no sólo dicha persona responde tanto con sus bienes actuales, sino que también lo hará con los futuros hasta la cancelación total de la deuda.

GARANTÍA REAL

Es cuando como primera garantía a la financiación se ofrece un bien inmueble (puede ser una vivienda, una finca, una granja, etc…). Es muy importante tener en cuenta que si el valor de ese bien no cubre la totalidad de la deuda responderá el titular con sus bienes presentes y futuros, salvo que se haya pactado lo contrario

IBAN – Internacional Bank Account Number

Número de identificación internacional de cuenta bancario. La norma IBAN (Internacional Bank Account Number) se creó para ayudar a los bancos a automatizar las transferencias dentro de la Unión Europea (UE), de manera que los pagos intracomunitarios queden asimilados a los pagos nacionales y se puedan aplicar las mismas tarifas. Hasta la aprobación del Reglamento de la UE sobre pagos transfronterizos en euros, los sistemas de numeración de cuentas eran estrictamente nacionales y no se podía identificar en qué país estaba abierta una cuenta. El código IBAN añade antes de cada número de cuenta cuatro caracteres: dos letras que identifican al país y dos cifras de control para evitar errores de transcripción. Para que una transferencia intracomunitaria esté sometida a la misma comisión que una nacional de idéntico importe, el ordenante debe facilitar al banco los códigos IBAN y BIC (Bank Identifier Code) del beneficiario.

INFLACIÓN

Incremento del nivel general de precios, por ejemplo, del índice de precios de consumo.

LIQUIDACIÓN DE INTERESES

Abono de los intereses devengados en los términos establecidos en el contrato de una cuenta bancaria (tipo de interés, período de liquidación, etc.).

PERIODICIDAD DE PAGO

Cada cuanto tiempo hay que hacer frente a la cuota del préstamo. Es muy importante su correcta negociación porque si nuestros ingresos se producen una vez al año, es posible que no tengamos capacidad de cubrir la deuda si la misma se debe de realizar con una periodicidad mensual. La periodicidad de pago puede ser mensual, trimestral, anual o incluso al final del préstamo, en cuyo caso recibe el nombre de BULLET.

PERIODOS DE CARENCIA

Es el periodo de tiempo en el que todavía no realizamos amortización del préstamo, pero sí pagamos intereses. Por ejemplo, si iniciamos una actividad que durante un tiempo no va a reportarnos ingresos, se negocia un periodo de carencia para que durante ese tiempo la cuota sea muy reducida y se espere hasta que el negocio obtenga la rentabilidad prevista.

PLAN DE PENSIONES

Es una aportación periódica de dinero para conseguir un ahorro a largo plazo. Normalmente su fin es conseguir una renta adicional para cuando llegue el periodo de jubilación, si bien hay otras formas de rescate incluso antes de la jubilación. Suele estar incentivado fiscalmente.

SEPA

Acrónimo de «Single Euro Payments Area», utilizado para referirse a la Zona Única de Pagos en Euros, una iniciativa de la industria bancaria europea dirigida a conseguir un mercado único de pagos minoristas denominados en euros. El objetivo de la SEPA es que consumidores, empresas y otros agentes económicos puedan realizar y recibir pagos en euros, dentro y fuera de las fronteras nacionales, en las mismas condiciones básicas, y con la misma rapidez, seguridad y facilidad con que se realizan actualmente en el ámbito nacional, independientemente del lugar en que se encuentren.

SGR – SOCIEDAD DE GARANTÍA RECÍPROCA

Son entes públicos y/o privados que apoyan mediante su aval la concesión del riesgo por parte de la entidad financiera. Normalmente cada CCAA tiene un propio pero el estado también tiene SGR, en concreto está SAECA que es la SGR específica para el sector primario.

TAE – TASA ANUAL EQUIVALENTE

Tipo de interés que indica el coste o rendimiento efectivo de un producto financiero. La TAE se calcula de acuerdo con una fórmula matemática normalizada que tiene en cuenta el tipo de interés nominal de la operación, la frecuencia de los pagos (mensuales, trimestrales, etc.), las comisiones bancarias y algunos gastos de la operación. En el caso de los créditos, no se incluyen en el cálculo del coste efectivo algunos conceptos, como los gastos que el cliente pueda evitar en uso de las facultades que le concede el contrato, los gastos que han de abonarse a terceros o los gastos por seguros o garantías (salvo algún tipo particular y siempre que la entidad imponga su suscripción para la concesión del crédito).

TIPO DE INTERÉS

Precio del dinero. Se puede definir como la suma que se paga por obtener en préstamo una cantidad de dinero (o que se recibe por prestarlo), expresada como porcentaje de esa cantidad.

TIPO DE INTERÉS FIJO

Una operación -por ejemplo, un depósito bancario- se realiza a tipo de interés fijo cuando este se mantiene inalterable a lo largo de toda su duración.

TIPO DE INTERÉS VARIABLE

El precio del dinero varía en función de algún índice de referencia. Actualmente el más común es el EURIBOR

TIN – TIPO DE INTERÉS NOMINAL

Tipo que se menciona usualmente en los contratos en los que se pacta el pago de intereses y se caracteriza porque en él no se descuenta la tasa de inflación (por oposición al tipo de interés real, en el que se resta la inflación).

Titular: en general, persona que tiene a su nombre un documento jurídico que le otorga un derecho o la propiedad de algo. En el contexto de cuentas corrientes o de ahorro, es la persona a cuyo nombre se abrieron estos productos.

TRANSFERENCIA

Traspaso de fondos ordenado por un cliente desde su cuenta a la de un beneficiario (en la misma u otra entidad bancaria). Esta operación comporta normalmente el cobro de una comisión por parte de la entidad.

UE – UNIÓN EUROPEA

Estructura política que tiene su origen en el Tratado de Maastricht de 1992 y que está formada por Alemania, Austria, Bélgica, Bulgaria, Chipre, Dinamarca, Eslovaquia, Eslovenia, España, Estonia, Finlandia, Francia, Grecia, Países Bajos, Hungría, Irlanda, Italia, Letonia, Lituania, Luxemburgo, Malta, Polonia, Portugal, Reino Unido, la República Checa, Rumanía y Suecia. Se basa en tres pilares básicos: las Comunidades Europeas, la cooperación en el ámbito de la política exterior y de seguridad común y la cooperación en el ámbito policial y judicial en materia penal. Sus principales objetivos son: la creación de un espacio sin fronteras interiores, el fortalecimiento de la cohesión económica y social y el establecimiento de una unión económica y monetaria. 

VENCIMIENTO

Fecha en que se hace exigible un compromiso u obligación de pago. Una letra de cambio, por ejemplo, puede librarse a fecha fija, a un plazo contado desde la fecha, a la vista o a un plazo contado desde la vista. Si se libra a la vista quiere decir que será pagadera a su presentación, debiendo ser presentada al pago dentro del año siguiente a su fecha de emisión.

X
wpChatIcon